Volver al curso
Lección 7
4 min

¿Qué son las altcoins?

Explora el mundo de las altcoins, desde alternativas a bitcoin hasta monedas digitales únicas dentro del escenario cripto.

Puntos claves:

  • El término altcoin es la abreviatura de "moneda alternativa", en el contexto de cualquier criptomoneda distinta a bitcoin.
  • Las altcoins difieren del bitcoin en una mezcla de factores, como la antigüedad, el riesgo, la comunidad y el desarrollo tecnológico.
  • Hay muchos tipos diferentes de altcoins, cada uno de los cuales tiene su propio propósito, características y funcionalidad. Por ejemplo, monedas de plataforma, monedas de privacidad, monedas estables, tokens de utilidad y tokens de gobernanza, entre otras.
  • Se puede considerar que las altcoins ofrecen diversificación y, potencialmente, un enfoque más innovador que bitcoin.
  • Por lo general, las altcoins presentan mayores niveles de riesgo y volatilidad que bitcoin.

¿Qué son las altcoins?

El término altcoin es la abreviatura de "moneda alternativa", en el contexto de cualquier criptomoneda distinta a bitcoin. La aparición de las altcoins se remonta a las comunidades que tratan de abordar las limitaciones percibidas de bitcoin y su protocolo subyacente. Como resultado, las altcoins son un tipo de activo digital que funciona de forma similar a bitcoin, en cuanto a sus principios, pero se basan en una blockchain independiente. 

¿En qué se diferencian las altcoins de bitcoin?

Las altcoins se diferencian del bitcoin en varios aspectos. La primera, y más obvia, es su antigüedad. Si tenemos en cuenta que bitcoin se lanzó en 2009, sabemos que es la criptomoneda "más antigua" del mercado, mientras que las altcoins aparecieron por primera vez a partir de 2011. 

Desde una perspectiva técnica, las altcoins pueden considerarse más desarrolladas, ya que se basan en una tecnología más avanzada que bitcoin. Por ejemplo, muchas altcoins ofrecen velocidades de transacción más rápidas, características de privacidad mejoradas, mecanismos de consenso alternativos y costos de transacción más bajos, lo que puede proporcionar a las altcoins una ventaja competitiva sobre bitcoin.
Del mismo modo, si tenemos en cuenta los casos de uso y la finalidad de las criptomonedas, se puede pensar que las altcoins atienden a una variedad más amplia y a casos de uso más específicos. Por ejemplo, algunas altcoins están diseñadas para las finanzas descentralizadas (DeFi), otras para los contratos inteligentes, los videojuegos, la IA o incluso la gestión de la cadena de suministro.

Estos casos de uso suelen ser desarrollados por comunidades, y cuando se trata de altcoins, la comunidad y la gobernanza son claves. Cada altcoin suele tener su propia comunidad y su estructura de gobernanza asociada, que dirige la dirección en la que la altcoin progresa en términos de desarrollo futuro. Teniendo en cuenta el carácter más conservador de Bitcoin en lo que respecta al cambio y la experimentación, las altcoins pueden adaptarse y evolucionar a un ritmo más rápido.

Cuando valoramos el riesgo, la recompensa y la volatilidad, aunque bitcoin puede considerarse volátil, es un líder de mercado bien establecido en el espacio de las criptomonedas si nos centramos en factores como la capitalización de mercado y la adopción generalizada. Si bien las altcoins tienen mucho margen de crecimiento, esto también conlleva riesgos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de altcoin?

Hay muchos tipos diferentes de altcoins, cada uno de los cuales tiene su propio propósito, características y funcionalidad. Algunos tipos más comunes son;

  • Monedas de plataforma: Estas altcoins actúan como la moneda nativa de una plataforma blockchain específica. Normalmente, se utilizan para hacer funcionar aplicaciones descentralizadas (DApps) y ejecutar contratos inteligentes. Por ejemplo, Ethereum (ETH) y Binance Coin (BNB).
  • Monedas de privacidad: Las altcoins centradas en la privacidad tienen como objetivo mejorar el anonimato y la confidencialidad en las transacciones. A menudo, incorporan técnicas criptográficas avanzadas para ofuscar los detalles de las transacciones. Por ejemplo, Monero (XMR) y Zcash (ZEC).
  • Monedas estables: Estas altcoins están diseñadas para mantener un valor estable vinculando su precio a una moneda fiduciaria (como el dólar estadounidense) o a una materia prima (como el oro). Las stablecoins ofrecen una cobertura frente a la volatilidad de otras criptomonedas. Por ejemplo, Tether (USDT) y USD Coin (USDC).
  • Tokens de utilidad: Estas altcoins proporcionan acceso a productos o servicios específicos dentro de un ecosistema blockchain. Se utilizan para funcionalidades como derecho a voto, acceso a DApps u obtención de descuentos en las tarifas de las plataformas. Por ejemplo, Chainlink (LINK) y Basic Attention Token (BAT).
  • Tokens respaldados por activos: Estas altcoins están respaldadas por activos del mundo real, como oro, bienes inmuebles o materias primas. Cada token representa la propiedad o una participación en el activo subyacente, proporcionando una representación digital de los activos tradicionales en la blockchain. Por ejemplo, Paxos Standard (PAXG) y Tether Gold (XAUT).
  • Tokens de videojuegos: Altcoins diseñadas específicamente para la industria de los videojuegos, utilizadas para compras dentro del juego, recompensas o intercambio de activos virtuales. Por ejemplo, Enjin Coin (ENJ) y Chiliz (CHZ).
  • Tokens de gobernanza: Estas altcoins otorgan a sus titulares el derecho a participar en los procesos de gobernanza y toma de decisiones de una red blockchain. Los poseedores pueden proponer y votar cambios en el protocolo, actualizaciones o asignación de fondos. Por ejemplo, Maker (MKR) y Compound (COMP).

Ventajas y desventajas de las altcoins

Aunque se puede considerar que las altcoins ofrecen diversificación, y potencialmente un método más innovador que bitcoin, hay una serie de consideraciones que deben tenerse en cuenta a la hora de comprender los riesgos y beneficios asociados a un proyecto de altcoin.

Ventajas:

Desde el punto de vista de la diversificación, se puede considerar que las altcoins ofrecen a los inversores la oportunidad de diversificar sus carteras de criptomonedas más allá de bitcoin. En este sentido, podrían repartir el riesgo entre varios activos y beneficiarse de las diferentes tendencias del mercado.

En términos de innovación, las altcoins impulsan la innovación dentro del espacio de las criptomonedas introduciendo nuevas tecnologías, características y casos de uso. Sirven como plataformas para la experimentación y la exploración de nuevas ideas, que pueden conducir a avances en la tecnología blockchain. En un sentido similar, los casos de uso específicos para los que están diseñadas las altcoins pueden atender a un nicho específico, como DeFi, los videojuegos o la gestión de la cadena de suministro. Esta especialización puede proporcionar soluciones más personalizadas a retos únicos.

Por último, en lo que respecta a la rentabilidad de la inversión, algunas altcoins tienen el potencial de ofrecer una mayor rentabilidad en comparación con bitcoin. Si tenemos en cuenta que puede haber períodos de rápido crecimiento o ciclos de mercado en los que determinadas altcoins superen el rendimiento del mercado en general.

Desventajas:

Con el riesgo viene la recompensa, y las altcoins suelen presentar mayores niveles de riesgo y volatilidad que bitcoin. Esto puede atribuirse a factores como la menor liquidez, la menor capitalización de mercado y la mayor susceptibilidad al sentimiento del mercado y la especulación. 

Del mismo modo, las altcoins a veces pueden tener dificultades para lograr una adopción generalizada y efectos de red en comparación con bitcoin como resultado de un uso, infraestructura y apoyo de la comunidad limitados. Esto puede dificultar la viabilidad a largo plazo y la propuesta de valor de determinadas altcoins.

Junto con el auge de las altcoins surge la preocupación por la seguridad y el aumento del número de estafas. Algunos proyectos de altcoins pueden carecer de medidas de seguridad adecuadas, sufrir hackeos o exploits, o resultar ser esquemas fraudulentos, lo que plantea riesgos para inversores y usuarios.

Por último, si tenemos en cuenta el volumen de altcoins que hay ahora en el mercado, esto puede provocar fragmentación y problemas de interoperabilidad. Es decir, aumenta la dificultad para que los usuarios puedan transferir valor o interactuar sin problemas a través de diferentes redes de blockchain. Esta fragmentación puede dificultar la adopción y el uso por parte de los usuarios habituales.

Lección 7: En resumen

  • El término altcoin es la abreviatura de "moneda alternativa", en el contexto de cualquier criptomoneda distinta a bitcoin.
  • Las altcoins son un tipo de activo digital que funciona de forma similar a bitcoin, en cuanto a sus principios, pero se basan en una blockchain independiente.
  • Bitcoin se lanzó en 2009, sabemos que es la criptomoneda "más antigua" del mercado, mientras que las altcoins aparecieron por primera vez a partir de 2011.
  • Se puede pensar que las altcoins atienden a una variedad más amplia y a casos de uso más específicos.
  • Aunque bitcoin pueda considerarse volátil, es un líder de mercado bien establecido en el espacio de las criptomonedas si nos centramos en factores como la capitalización de mercado y la adopción generalizada.
  • Hay muchos tipos diferentes de altcoins, por ejemplo; tokens de gobernanza, tokens de videojuegos, tokens respaldados por activos, tokens de utilidad y tokens de plataforma.
Regístrate en UpholdObtén la app

Entonces, ¿qué sigue?

Únete a Uphold hoy
Comenzar